Paramilitares secuestran y amenazan familia en el norte de Antioquia

El pasado 12 de enero de 2017 el joven Norver Adiel Vásquez Lopera, habitante de la vereda Norizal del municipio Campamento, fue secuestrado con su familia por una red paramilitar desde las siete de la mañana hasta las ocho de la noche en su casa en dicha vereda.

La Asociación Campesina del Norte de Antioquia -Ascna-, que vela por la promoción y defensa de los derechos humanos, denuncia los siguientes hechos ocurridos en el municipio Campamento en Antioquia.

El pasado 12 de enero de 2017 el joven Norver Adiel Vásquez Lopera, habitante de la vereda Norizal del municipio Campamento, fue secuestrado con su familia por una red paramilitar desde las 7:00 de la mañana hasta las 8:00 de la noche en su casa en dicha vereda. El joven fue amarrado por cuatro individuos que portaban armas cortas y le exigían una suma de 20 millones de pesos para no asesinarlo junto con su familia.

Durante el tiempo del secuestro toda persona que llegaba a la casa de Norver a preguntar por él también era encerrada para que los vecinos no supieran lo que estaba ocurriendo. En total fueron 13 personas las privadas de la libertad durante ese tiempo, entre ellos dos menores de edad.

Norver respondió que no tenía ese dinero porque él es un campesino que se sostiene del día a día de su trabajo; sin embargo los cuatro individuos le dieron libertad a Norver para que consiguiera el dinero, advirtiendo que si decía algo o si llamaba a las autoridades ellos asesinarían a todas las personas que tenían encerradas.

El joven, en medio de la desesperación por lo que allí ocurría, acudió a varios vecinos de otra vereda para conseguir lo que le exigían y logró conseguir $5.290.000 en efectivo de tal manera que pudo salvar la vida a las personas secuestradas por esta red.

Desde ese día el joven recibió amenazas de muerte de parte de los paramilitares, diciéndole que no podía estar en su casa con su familia y que por lo tanto le tocaba amanecer por fuera. Por todo lo anterior, Norver acudió al responsable de derechos humanos de Ascna, Arlex Albeiro Hoyos, para instaurar la denuncia ante las autoridades pertinentes en la cabecera municipal en compañía de varios directivos de la junta de acción comunal.

Se exige al gobierno local y sus mecanismos de protección de seguridad que garanticen los derechos de estas comunidades y de la familia que se encuentra en alto riesgo por la amenaza del paramilitarismo que viene ocupando los territorios que están dejando las FARC. No sobra mencionar que el único objetivo que tiene el Gobierno nacional con el aumento en la presencia de las fuerzas militares en los territorios, es erradicar la plantación de coca sin resolver las necesidades de las comunidades campesinas ni resolver el problema paramilitar.

Sobre webmaster